top of page

Las Caras del CENTRO: Nilmarí Santini

Updated: May 10



Desde niña, Nilmarí Santini, ha sido una freak de las uñas, su cuidado y el tenerlas pintadas. “Para mi, [el hacerme] las uñas, era sacar ese ratito para yo darme un cariño y relajarme. Los domingos mientras veía una serie, me pintaba las uñas y era ese momento de tranquilidad y hacer un restart”, comenta mientras narra los comienzos de Pintá, su negocio que cumplirá dos años de establecido. Al descubrir los esmaltes en gel, comenzó a utilizarlos en sus uñas, pero experimentó que no había variedad de productos y que para adquirirlos tenía que ir a beauty supplies, en donde los que vendían eran más para profesionales, no necesariamente entendía qué era lo que estaba adquiriendo y podían resultar hasta bastante costosos. Fue de esta experiencia, que descubrió una necesidad y, junto a su pasión de las uñas, nació su idea de negocio en el 2019.


Llegó al Centro para Emprendedores tras ser referida por otra de las entidades del ecosistema empresarial de la Isla. Fue allí como se enteró que podía comenzar a desarrollar y probar su idea de negocio participando en StartUp Weekend, uno de nuestros eventos de emprendimiento. Aunque tenía la idea y el concepto del negocio, StartUp Weekend le enseñó sobre los términos de validación del mercado y pitch. A pesar de que había realizado un soft launch de su negocio, utilizó el ejercicio de validación para determinar qué es lo que la va a diferenciar de otros productos en el mercado y conocer que, en efecto, sí había una necesidad para su producto. Por su parte, el aprender y practicar las destrezas del pitch ha sido algo que ha implementado en otros programas del ecosistema en los que ha participado.


Para continuar con el desarrollo de su negocio, Nilmarí participó de EmPRendiendo en Puerto Rico. Este curso del Centro para Emprendedores, en el que se trabajan todos los temas relacionados al desarrollo de un negocio en Puerto Rico, le sirvió para conocer acerca de la parte administrativa de Pintá: los permisos necesarios para implementarlo, documentos contables y los diferentes taxes aplicables, entre otros temas. “Tengo la carpeta [del curso] y si estoy trancada en algo voy y la chequeo… me ha ayudado un montón”, comparte mientras indicaba cómo ha utilizado el material de referencia otorgado en EmPRendiendo en Puerto Rico para incorporar a su empresa y comunicarse y entender a su contable.


Las consecuencias de la pandemia fueron el catalizador para llevar a Pintá al siguiente nivel. En la primera semana de lockdown, recibió tantas órdenes que se le agotó el inventario; adquirió más productos y, dos meses más tarde, se le volvió a agotar. Fue así como decidió en el mes de julio, renunciar a su trabajo y dedicarse por completo al negocio. Actualmente cuenta con 54 productos y 3 colecciones, ha colaborado con otras marcas, recibido sobre 700 órdenes (equivalente a $45 mil en ganancias), tiene cerca de 400 clientes recurrentes, contrató a su primera empleada a tiempo completo y, próximamente, contará con una oficina, almacén y espacio para ofrecer la opción de pick-up y next-day delivery.


Entre sus planes futuros está expandir sus ofrecimientos para incluir más inventario de productos de cuidado de belleza (uno por mes), expandir hacia los Estados Unidos y Latinoamérica. Le gustaría que la marca sea más que una marca de esmaltes; que sea una más de cuidado personal, que comunique inclusividad, el aceptar a los demás y autoestima de la mujer; que se convierta en una experiencia y que las mujeres se sientan feliz al usar sus productos y consumir su contenido. Como emprendedora, quisiera devolver toda la ayuda que ha recibido de parte del Centro para Emprendedores y de otras entidades del ecosistema, que pueda servir como mentora o aliada para otras personas que, como ella lo hizo, deseen emprender.


Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page